lunes, 9 de noviembre de 2009

SEVILLA, TODO UN PLACER

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial. Sin duda lo tiene, y más cuando coincide con el fin de semana de las Jornadas de las que regresé anoche, agotada, cansadísima pero feliz… Todo fue genial, desde la estupenda Organización (chicos os habéis superado este año), el ambiente, la gente, y el maravilloso clima de esta encantadora ciudad.
Una persona del Norte, como es mi caso, está más acostumbrada a que en Noviembre haga más frío y llueva, por lo tanto es de agradecer ese solecito y esa temperatura tan agradable que nos permitió desayunar en una terraza el sábado por la mañana y tomar un café al anochecer.
¿Por dónde empezar? El viernes por la tarde, llegada en el AVE con el tiempo justo de dejar la maleta en el hotel y salir corriendo para el comienzo de las Jornadas. Encontrarse con gente conocida, las compañeras del taller que hicimos el año anterior con el gran profesional José de la Rosa, otras personas de los foros, algunas del año pasado, otras de las que sólo sabíamos los nicks pero no asociábamos con una imagen… el placer de charlar cara a cara con dos amigas de emails pero que no tenía el gusto de haber visto nunca (Mar Carrión y Claudia Velasco, dos encantos), otro encanto entre muchos, Mª Jesús Estepa, siempre tan cariñosa y agradable...y tantas más….
Fotos al terminar el viernes, y coctel en la terraza de un hotel donde nos atiborraron a bebida y canapés en un ambiente genial.
Sábado, desayuno de las chicas del taller con nuestro “teacher” (Pepe) antes de las jornadas.
Después las jornadas del sábado, donde nos enteramos de cosas muy positivas como la creación de la “Asociación de escritoras románticas españolas”, y ver que se abren caminos para las nuevas autoras que intentamos (me incluyo) publicar. De hecho, algunas ya están en ello.
Y ver que las editoriales empiezan a interesarse por autoras en castellano es siempre muy muy positivo.
Después una comida dónde estábamos más de setenta personas compartiendo mesa y mantel donde disfruté del rico salmorejo andaluz (que rico...) y de la risas que pudimos echar con MJSánchez (es que tiene un salero esta mujer).
Los paseos y el cafetito de la tarde con algunas de las chicas del taller (Megan, Ana, Montse, Mónica, Mari Gelen, Laura, Victoria, Carla, Hosanna..) que acabamos a rastras pero felices.
Gracias a Christer por su amabilidad y tan preocupado por buscarnos un sitio para cenar el sábado por la noche, ya que éramos tantas que tuvimos que dividirnos en dos grupos.
Y ¿qué más puedo decir?... que me han sabido a poco, que repetiría de nuevo ya mismo, que no da tiempo a poder saludar y charlar con tantísima gente, que estoy deseando volver, y que me lo he pasado genial.
Gracias a todos los organizadores, a las compañeras, y cómo no, a Sevilla.

Helena

7 comentarios:

Megan Maxwell dijo...

Uffff... Helena lo has descrito tan maravillosamente bien que creo que no queda nada por decir.
Bueno si queda una cosa ¡¡¡quiero otras Jornadas yaaaaaaa!!!
Un besote y enhorabuena por tu blog.

Claudia Velasco dijo...

Helena para mi fue un placer, por Sevilla, por hablar de lo nuestro, que el la novela romántica y sobretodo por conocer a gente como tú. Eres un sol, enorme y luminoso. Muchos besos

M.J.Estepa dijo...

Carai, recuerdas casi todo!!! Ufff... Deberían hacer dos jornadas al año, una para nosotras (jejejeje) y la otra de novela romántica.

Un beso guapa.
M.J.ESTEPA
www.mjestepa.blog.com.es

Ana Iturgaiz dijo...

Me uno a M.J. Una vez al año, saben a poco.

Amber lake dijo...

Al leerlo me ha parecido que estaba allí.
Gracias, Helena.

Patricia Sutherland dijo...

Perfecto, Helena; fue exactamente así para mí. Algunas de las chicas -Gelen, creo recordar, y también Megan- comentaban que ese es "nuestro fin de semana": uno en el que nos dedicamos a estar entre amigos del mundillo romántico, charlar hasta quedarnos afónicas, y disfrutar en una ciudad con tanto encanto como Sevilla.

Excelentes jornadas, y excelente la atención y el mimo que nos han brindado los organizadores. Mención especial para Christer que por la ausencia de Eva tuvo que dar el callo a tope, y obtuvo un sobresaliente!
El año que viene más. Y seguro, que mejor.
Un abrazo.

Mar dijo...

Suscribo cada una de tus palabras Helena. Fue un fin de semana inolvidable, demasiado cortito precisamente por lo bueno que fue.
Me alegro muchísimo de haberte conocido, y también al resto de compañeras y apasionadas de la novela romántica.

Un abrazo.
Mar