lunes, 1 de abril de 2013

JESUS CHRIST SUPERSTAR (40 Aniversario)



En este año 2013 se cumple el cuarenta aniversario del rodaje de la película Jesus Christ Superstar, y quiero brindarle un homenaje desde aquí, ya que de paso acabamos de pasar la Semana Santa, me apetece enormemente escribir sobre el tema.
Llegó a España en 1975. Recuerdo que la estrenaron poco antes de la Semana Santa y se mantuvo en cartelera al menos dos meses. Yo fui una de las muchas adolescentes que fuimos a ver la película, ¿Por qué? Quizás porque era musical, o porque todo el mundo iba, o tal vez porque nos llamaba la atención, lo que sí está claro, al menos para mí, es que no fui por el tema que trataba: los últimos días de la vida de Jesús como hombre en la Tierra.
Había creado una gran polémica por su manera hippie de ver la historia, por su música, incluso llegaron a acusarla de ser una blasfemia. Aun así, puedo afirmar que todas las monjas de mi colegio fueron a ver la película, y todas salieron encantadas.
 Me interesaba muy poco la religión y mucho menos la parafernalia eclesiástica. No me planteaba si existía un Dios o qué habría más allá, después de la muerte. Me era totalmente indiferente, creo que incluso me atrevería a decir que era más atea que otra cosa.
Una tarde de sábado con unas cuantas compañeras fui a ver la película. Nos gustó tanto que incluso quince días después, repetimos. Ya partir de ahí, mi vida cambió. No quiere decir que de repente me volviera beata o católica de misa diaria, eso seguía y sigue sin importarme nada. Simplemente sentí una necesidad inexplicable de plantearme la fe, la vida espiritual, y sobre todo me interesé por Jesús de Nazaret, sí, así como suena, por el hombre que había nacido hacía casi dos mil año en una pequeña aldea llamada Belén, y del que se había forjado¿ Una leyenda?,¿ Una historia?  ¿Una verdad? ¿Una mentira?...Busque, leí, investigué en todos los libros habidos y por haber sobre él, algunos apócrifos, no aceptados por la Iglesia y otros que afirmaban que Jesús podía haber sido un enviado del espacio, es decir un extraterrestre, que había venido a la tierra con una misión determinada…
No sé si he hallado las respuestas, o tal vez las que he encontrado son muy personales,  muy mías y tan íntimas  que  forman parte de mí, de cómo soy o dejo de ser, de cómo me guio por este sendero que es la vida, tan dura a veces, tan complicada otras y tan feliz en momentos.
Debo a Jesus Christ Superstar muchas cosas pero sobre todo que me encontré a mí misma y lo que deseaba  que entonces no era capaz de ver.



¿Cuál fue la causa de que una película como tantas otras sobre la vida de Jesús cambiara mi manera de pensar de repente? Puede que  influyera la maravillosa música de la Banda Sonora o que  también su protagonista: Ted Neeley, nos gustara a todas las chicas que vimos la película  No lo sé, puede que algo de eso hubiera. Sé que la escena de Getsemaní, con esa canción estremecedora, llena de angustia revolvía el alma y te respigaba el vello al escucharla  La magnífica interpretación de Ted Neeley en el papel de Jesús no dejaba a nadie indiferente. 






Escuché su banda sonora durante años hasta saber todas las canciones de memoria y según fue pasando el tiempo jamás me olvidé de ella. Tener la película en cinta de video fue como un sueño para mí, y la volví a revivir muchas más veces, pero ahí no acababa todo.
Tener Internet me dio la oportunidad de buscar datos sobre la película y sobre todo seguirle la pista a su protagonista, porque aquí en España no se había vuelto a saber de él.  Por supuesto encontré muchas noticias, un foro donde no había nada más que dos o tres españolas, al que me inscribí enseguida, y saber que seguía haciendo giras por Estados Unidos interpretando todavía el papel de Jesús, era una tentación por el enorme deseo de ir a verlo en directo.
En el año 2007, jamás lo olvidaré, en Mayo, junto a otras amigas tuve la oportunidad de ir a ver la obra en directo en la ciudad de Baltimore. No puedo describir lo que sentí cuando Ted apareció en el escenario, ni como escuchar Gestsemaní  en directo, frente a mí, con esa voz me traspasó el alma… quizás os resulte exagerado o absurdo, pero conocer a tantísima gente que estaba sintiendo lo mismo que yo,  lo hizo mucho más emotivo y emocionante de lo que esperaba.






Ted Neeley, cuando termina la obra sale al vestíbulo del teatro para recibir a la gente que desea verlo, hablar con él, o simplemente firmarle un autógrafo. Un grupo reducido de chicas de diferentes países, Italia, Bermudas, americanas y españolas, nos quedamos para el final, cuando todos se habían ido a sus casas. Conocerlo en persona fue maravilloso, nos dedicó más de dos horas, nos hicimos miles de fotos, nos firmó, grabamos en video…nos demostró que era la persona tan especial que nosotras habíamos imaginado, que tiene un imán, una energía positiva que te envuelve, y una mirada que hechiza. No, no era el chico de treinta años de la película. Era mucho más, un hombre que sin duda fue elegido para el papel de Jesús por su gran carisma, por ser simplemente, especial, y no tengo la menor duda de que estaba en su destino llegar a tantísima gente como el Jesús de Jesus Christ Superstar.
Repetimos la experiencia al día siguiente, y tal como el día anterior, nos dedicó su tiempo y nos despedimos sintiéndonos muy felices por ese sueño conseguido y deseado desde la adolescencia.
Mi agradecimiento a Ted Neeley por ser como es.

Helena






4 comentarios:

Celia dijo...

He leído con interés y atención todo lo que has escrito. Me consta que adoras esa película y a su protagonista y, aunque ya sabes que no soy su fan incondicional, es cierto que hasta he aprendido a tenerle cariño, ya que a través de ti, aprendí que es un encanto de persona. No hay nada mejor que eso. Así que mi respeto para Ted Neeley y también mi admiración.

Un besin

Helena dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Celia.

Celia dijo...

Gracias a ti, por escribir y compartir con todos nosotros cosas tan bonitas.

Besos

MARTA dijo...

La verdad es que no tenía ni idea de que se hubiera celebrado el 40 aniversario de la pelicula, pero ayer, como un flash me vino a la mente y volvi a verla, después de un montón de años. He leído tu escrito y me he sentido muy identificada con todo lo que dices en él. Yo vi la pelicula de estreno 11 veces!!!! Estaba perdidamente enamorada de este pequeño gran hombre que, a través de la pantalla impregnaba con su mirada tantas cosas.... Ojalá hubiera podido conocerle , aunque hayan pasado 40 años... jejeje... Me da la sensación de que sí, que debe ser una gran persona. Un saludo.