miércoles, 2 de enero de 2013

2013 - No soy supersticiosa-

A pesar de la mala reputación del número 13, yo no lo considero maligno para nada. Es más, me gusta, siempre me ha gustado y creo que entre muchas cosas es por llevar la contraria. En serio, creo que es un númoero mágico y como tal, espero que nos traíga muchas alegrías a todos.
Yo espero que todo lo que envuelve a este número me de algo que llevo tiempo esperando. Sí, porque en la novela "Tras los besos perdidos", el 13 tiene un papel importante en ella, más que nada en la relación de mis protagonistas.
Así que como si de un hechizo se tratara espero que año y la novela vayan unidas hacia lo que espero.
Energía positiva ante todo,  no perder la ilusión ni mucho menos abandonar los sueños en estos doce meses que nos esperan en un año que acabamos de estrenar.
¡¡Feliz Año!! y gracias por estar ahí.

Helena

No hay comentarios: